A 3152m

 

Exhala fuerte, El Caído,
desde lo alto por una oración perenne;
y del otro lado se despiden,
sobre lagos, chatarra y smok.
Sueño dorado que se tiñe de rojo,
del atardecer oculto en el parqueadero;
yo perdido, tan loco,
me despido del acento del milenio.
¿Qué humedal repararán,
para no contaminarme con tantos credos?
Del piso cincuenta,
buscando ser el mismo, alzo vuelo.
Solo en el templete puedo aterrizar,
con golondrinas, mirlos que huyen del estadio,
rogando una vez más,
por esos metropolitanos que se matan tanto.
Vuelve y sube de rodillas,
este viacrucis, que el Señor soporta diario.

 

Niorv Ogrin

Anuncios

Como Ser Un Iceberg

23/12/18

No todas las fronteras son únicamente terrestres o perceptibles, las naciones usan cierta ubicación geográfica para poner limites entre ellos, pero que hay del océano? Pues nosotros somos Iceberg, como damos un limite en el océano, en lo imperceptible? Podríamos respondernos que no es posible, pero en realidad lo hacemos, las naciones lo hacen.

Que elementos ponemos de limites en lo imperceptible?

Sinceramente ponemos falsas verdades de la existencia, columnas que son constituidas como esencial en nuestra vida pero que la verdad no son importantes por lo efímeras. Hay personas que creen sentirse llenos constituyendo una familia donde hayan abuelos, padres, hijos, primos, tíos, nietos… Pero en realidad que es la familia?

Hay personas que creen sentirse llenos haciendo una carrera profesional, llenando las paredes con títulos de licenciaturas, doctorados, maestrías, junto a fotografías de los estudios realizados en otro país, estrechando manos con los directivos de diferentes empresas… Pero que diferencia habrá entre un titulo y el conocimiento?

Hay personas que creen sentirse llenos acumulando objetos, justificando la particularidad de cada uno, buscando en la complejidad de adquirirlos la forma en que hacen los días más simples con lo ultimo en tecnología … Pero logramos identificar la necesidad de la utilidad?

Hay personas que creen sentirse llenos perteneciendo a alguna religión, (incluyo al ateismo) llevando a cabo todo lo que ordena la ley de cada una, se regocijan creyendo que son buenas personas y que viven esperando ser recompensados con un paraíso, tierra prometida, descanso eterno o no reencarnar… Pero de eso se trata los asuntos de dios y de la muerte?

Realmente nacimos para estudiar, trabajar, tener una familia, obtener objetos y dar culto? Las experiencias simbolizan realmente la vida? O es un efecto de llenar la vida?.. Llenar? Estamos vacíos?

La respuesta sin duda es si, pero supongo que de la forma en que has imaginado todo esto ha sido un poco caótica sin ver la dimensión del tiempo, lo que tardaríamos en lograr todas estas metas impuestas, y es porque estamos mal enseñados a vivir. La forma como estamos viviendo no es la adecuada, y lo que realmente debería llenar la vida es tan solo la vida misma, y como saber si estamos llenando la vida?

La única forma de entenderlo es siendo conscientes en el acto de respirar. Y cuando se es consciente de ello podremos ver los cambios en el océano y como deteriora estos pilares hasta caer, solo siendo consientes no se perderá la cabeza cuando las cosas no resulten como lo esperábamos o como queríamos.

Miro

Miro a tu sol cuando gira tu cielo,
y me adentro en el profundo azul que me dictas;
anidando me encuentro en tu radiante anhelo,
cómo pichón de alondra en silencio me quedo.

Atrápame entonces en esta dulce caída,
que yo me dejo sin esquivar palabra acojida,
atrápame de los pies y cápturame el pecho,
que yo a volar en tus besos aprendo.

Miro a tu luna cuando el búho dormita,
y por la puerta de atrás entra, habíta,
posa sobre la cuna de mis manos,
cómo una pluma que cae ligera en presagio.

Invade mi existencia con el aroma de los laureles,
que yo por ti dejo el aroma de los demás jardines,
inunda hasta el hastío con la fuerza de tu mar,
que yo en mis ojos por ti riego toda mi sal.

Tráeme la noche en el sol en medio de mis ojos,
que caigo lentamente matando mis deseos.

Niorv Ogrin

Es curioso ver cómo se nos hace soso ver una mosca intentar salir por una ventana pero no vemos la similitud que tenemos al querer salir de un problema. El as de luz podrá estar al lado y sin embargo no lo vemos, y desgastamos la vida intentando pasar por dónde no hay paso.

Columbograma

Mi estimado

Sé que lo que trae consigo el mundo moderno a veces no es esperanzador a veces pinta a qué no hay nada que luchar, y que no hay razones para el existir. Por más alarmante que sea la situación es de mal actuar buscar compasión entre quienes nos rodean gastando sus pañuelos, decolorando su refugio. No es con ínfulas de orgullo con lo que te recomiendo salir de la desesperanza, pues es soberbio creer que el perseverar con terquedad en una situación resolverá la aflicción que atrapa el existir. A veces callar y dejar que la brisa vaya despejando la lluvia que cae sobre ti es más metódico que cualquier consejero escurridizo que cobra por tu equivocación.

Dejar en manos de otros los males que nos acarrean es un error aún más certero, pues quién está dispuesto a limpiar los trapos con los que nos cobijamos a diario? Permitir que otro lave nuestra ropa sucia, dónde solemos esconder la ganancia diaria, es permitir que cualquiera venga y despilfarre nuestro tesoro. Te digo que es mejor hacerse a cargo de lo que has sido llamado, y no recargar tus responsabilidades en otro.

El hombre que se vanagloria porque otro le sirve de beber, de comer y le mantiene las sábanas limpias no es ni la mitad de hombre a su propia servidumbre. Te digo que barrer tu propia casa tiene más utilidad que observar si el vecino lo ha hecho o no, tiene mucha más utilidad que esperar a que otro lo haga por ti.

Entonces mi estimado te das cuenta que la desesperanza solo ocurre porque no te has puesto el overol, te das cuenta que tus manos no están tan llenas de mundo, que tus zapatos están tan lustrados como la vez que los compraste, que todo lo que esperas es que sea un gran y maravilloso obsequio en vez de tomar martillo y cincel para crearlo.

Niorv Ogrin

Confesiones Del Otoño

Ya ves como surge este encuentro incondicional. Sabes que es nuestro momento, el momento de estar eternamente juntos en un para siempre finito. No será la primera, ni la segunda ni… La verdad es que ya he perdido la cuenta de cuántas veces nos hemos reunido para compartir nuestras demás estaciones.

Siempre habrán rumores por las calles por dónde nos encontremos, “otra vez esos dos para arriba y para abajo” “que se traerán entre manos esta vez” “será que al fin van a concretar?” Y la verdad es que no me importa como es que sucede esto, solo sé que sucede y está, y lo disfruto hasta que yo tomé mi rumbo, hasta que tomes el tuyo.

Sé cuánto nos amaremos porque este amor no se acaba, sé cuánto lloraremos porque ninguno es capaz de amar así, y es que somos tan idénticos que en nuestra mirada se ve que aunque nos amemos tanto no podemos estar juntos. Claro! Todos se preguntarán del por qué nuestra frustrada situación, pero es que no hay frontera más grande que la que nuestras metas personales.

Sabrá el cielo, está calle, este café cuántos otoños ocurrirán antes de ver la primavera llegar a tu lado.

Niorv Ogrin

He dejado

He dejado mi corazón,
junto al amanecer más nublado,
cerca a la madera sobre el prado,
entre plumas está casi dormitando.
He dejado mi corazón,
y no quiero recuperarlo;
prefiero dejarlo a seguirlo envenenando,
prefiero entregarlo antes que tenerlo en mis manos.
He dejado mi corazón.

Niorv Ogrin

Al Pino

Visitas mis recuerdos como mancha de aurora,
y me cobijo en la escena dónde pódabas frondoso roble
de ideas y pensamientos que zurcaban con hojas sueltas,
hojas que se perdían en el alcantarillado.

La ingenua juventud que siempre soporta cualquier estación,
y la inocencia que cualquier aprendiz resguarda,
abrió el candado de una puerta tracera,
de mi confianza plena, confianza ciega.

Un roble no es un pino y biseversa menos,
no permití la tala de mi raíz por la codiciada intención,
la envidia a mi savia virgen y su color fructífero,
la envidia más que nada me apartó de ti.

Yo sé que mis razones no coordinarán jamás con tu estructura,
pero lo más lógico es no seguir tu lógica,
pues lo mío no son las alturas sino las anchuras,
lo mío son las ardillas no los buitres.

Y con esas razones dejo que desaparezcan,
tus destellos de aurora que a veces me molestan.

Niorv Ogrin

Estoy seguro que nada de lo que me enseñaron en un aula era similar a esto. El ciclo de la vida en mis ojos, directo de mis manos.

Columbograma

Mi estimado

Nos han timado todo este tiempo. Sé que la verdad es cruda, pero es que está verdad no es la verdad verdad, la verdad es que todo ha Sido una mentira y lo que te sucede es que no deseas aceptarla y te llenas de excusas para poder así culpar a otro; y aunque yo no te culpo es prudente decir que tampoco es tu culpa.

Podría decirse que es nuestra naturaleza nómada de encontrar un tiempo, estado y quizá vida mejor, y aunque creamos encontrarlo en cualquier momento, en cualquier circunstancia o en cualquier lugar, todo será pasajero y verás que fue una ilusión, un juego de tu mente. Con el tiempo te irás quejando de aquello, aburriéndote en el inconformismo, deseando, proyectando y soñando a algo que simplemente no se es. Dirás: “El pan está duro” cansado de probar lo mismo. Aquella paz se escapará, aquél amor se acabará, aquella verdad se apagará, porque no fuiste al fondo de aquello en todo. Y no solo con nuestra naturaleza se irá derrumbando, el miedo revelará la idea de aquello que es “mejor”, el miedo revelará el ego que nos hace creer que aquello era exclusiva y eternamente nuestro; te hará crear conflictos, decaerás en ello, y cuando lo pierdas definitivamente dirás: “Es duro no comer pan.” y así comprenderás que esa paz no era la paz, que ese amor no era el amor, que esa verdad no era la verdad.

Dirás que soy pesimista, pero es lo más optimista que encontrarás por ahora, pues te hago ver qué el desapego real de todo en cuanto creemos, de toda idea, de toda ilusión nos llevará a degustar lo que significa poder comer el pan de cada día.

La Paz, el amor, y la verdad pueden llegar de repente y quedarse por siempre en una sola inhalación, estando sentado en medio de ratas.

Niorv Ogrin