Eres como el murmullo del río
que en espuma besa mi roca,
me acaricia, me alisa en torbellinos,
envolviendo el musgo en una burbuja viajera.

Eres como ese murmullo que inunda mis oídos,
gota a gota me vas saciando,
gota a gota en los segundos en que no existo,
en los segundos en que me ausento.

Y es que en la ausencia estás conmigo,
como una cantimplora helada,
que en incondicional y fría promesa,
perdura durante el paso en medio del desierto.

Eres ese chasquido de onda,
esa que se impacta en mis vagos pensamientos,
y que en los ilusos destellos de tierras fétidas,
desean apartarme de ti y tus ansiadas palabras.

Eres como agua que persiste en el beso,
y yo tan solo un moreno y desvariado forastero.

Niorv Ogrin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s