Dos besos al frío que se cala
como un ladrón por el vértice de mis ojos,
dos besos para ver si trae calma,
mas solo endurece el hierro en los cerrojos.

Quisiera que no cantara tan cerca,
y dejar que mis oídos hablen por si solos;
quisiera que la bruma no impactara en mi cabeza,
que las ventanas al anochecer no fuesen espejos.

Pero me cierro frente al pulsar del tiempo,
como quien cruza sus brazos en un alegato;
y busco que la misma noche me ilumine,
con destellos que se caen de los tejados.

Es cuando cierro los ojos,
tan plagados por el aburrimiento ovíparo,
cierro con dos gotas en sueño,
y con la misma frialdad que respiro.

Me bajaré en algún planeta distante,
haciendo giros sin pensar,
y llenare de polvo los mañanas inciertos,
para que no me atormenten los deseos.

Dos besos al frio y entonces me cierro,
en una madriguera esperando el invierno.

Niorv Ogrin

Anuncios

Un comentario en “Dos Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s