Planeador

Está pasando el planeador
por tus volcanes de plata fundida,
arrojando corazones fugaces,
sin estela, sin mentira.

Sobrevuela sobre el cráter humeante,
ese desolado crater anhelado,
donde perdieron las alas los murciélagos,
donde se suicidan las polillas.

Beso las nubes que te cobijan,
lo más sutil mientras lo permitas;
danzo en piruetas para deslumbrarte;
en este abismo que en secreto arde.

Tú me abres paso a tu magma,
solo tú me haces sentir el vértigo en el borde;
la distancia jovial de mis alas,
la satisfacción del estremecer de tu bosque.

Pasa el planeador y me sometes;
en el sudor salino y de azufre,
enloquezco de a pocos en el intenso roce
del aeroplano en el vértice de tus montes.

Y no reparo en que morir erupciones,
no reparo en que fértil eclosiones,
solo danzo para ti, mi ninfa de colores,
danzo en el destino que escondes.

Pasa amándote el planeador,
regando tus incendios y al rededor.

Niorv Ogrin

Anuncios

Ninfa

Te escondes para perseguirte. Te escondes para no encontrate. Te escondes para transformarme.

Como Ser Un Iceberg

20/01/19

Ninguna esencia puede coexistir sin la otra, pueda que física y químicamente se logre dar razón del por qué estas esencias existen en nuestro entorno y que de forma errada hemos llamado “elementos” para robar la importancia en él; al quitarle la divinidad de estas esencias hemos podido profanarlas y darnos a la idea indiferente que es algo inerte, y es fácil notarlo cuando olvidamos que respiramos.

La tercera esencia es el portador del alimento de todas las esencias, aquello que llamamos aire es tan solo un sorbo de la magnitud de la tercera esencia. Se dice y se tiene registro que parte del polvillo arenoso del Sahara viaja hasta el Amazonas haciendo el suelo de esté más fértil, esto únicamente es posible gracias al viento, la tercera esencia divina del todo. El viento que pasa por el Sahara se lleva consigo no solo el polvillo con nutrientes para el suelo Americano, sino también para todo el océano atlántico brindando así alimento para los microorganismos acuáticos.

Este efecto nutricional visible nos da la idea de aquello que no puede ser perceptible, las corrientes de aire nos revelan que suelos se conectan con los otros y con los mares, y también sobre el impacto que generamos, pues el viento no solo arrastra nutrientes, también elementos tóxicos. Es posible imaginar la magnitud de lo que generamos en nuestra salud al dejar caer la bomba atómica? Seguro que nadie imaginó que el viento esparciría todos los contaminantes a miles de kilómetros del lugar. Entonces si los bosques expulsa oxigeno por sus arboles a donde llegaría todo este oxigeno si se eliminan talándoles?

El viento no se escapa por un agujero en la capa de ozono, pues este existe por las diferentes temperaturas en este planeta. Sin embargo si en el planta hubiese una temperatura uniforme que viento correría?

Las emisiones de gas que generamos merecen ser controladas. El viento que arrastra el aire que respiramos merece más respeto aunque no sea visible. Abro mis brazos e inhalo el oxigeno que hoy respiro traído desde los campos verdes que aun existen. Reverencia y agradecimientos a la tercera esencia divina del todo.

En La Profundidad

En la profundidad de su anatomía gris,
se despliega en silencio con todos los colores
que se atan al anular de mi pie izquierdo,
revolcando con su lengua de lija mis dolores.

Un vibrato apacible tocando el matiz,
con el que los sollozos opacaron mi semblanza;
me expande como alfombra y yo estoy de acuerdo,
me expande aun sin prometer ninguna esperanza.

Mis manos sostenidas en la cúpula de la matriz,
donde se oculta la sazón de nuestros sabores,
se acuna el felino ya glorioso, ya sin miedo,
anhelando la llave de sus barrotes.

Maulla entonces con la punta de la nariz,
mientras ruge en lo hondo de su alabanza;
que su amor secreto devore y me dejo,
que me devore la vida que se aplaza.

A la profundidad de su anatomía fui,
de donde nací y alguna vez huí.

Niorv Ogrin

La Ventana

Equinoccio de primavera,
y mi dentadura titubea cual gato sorprendido,
quebré la inocencia con un balón de goma,
anoté mi culpabilidad en la ventana del desastre.

Un aquelarre bajo esta piel
se quiere desbordar por la cuenca de mis ojos;
un puchero poco convincente,
es mi defensa vana y silente.

La semántica del ceño fruncido,
es corta para el estreñimiento de arterias;
las erupciones de lágrimas en las pupilas,
no repararán todo este desastre.

Ella tan solo un arlequín del universo,
que en voz de cotorra le di en la cordura,
y aunque acepte mi desatino,
prosigue en su bucle sin hacer silencio.

Cuanto cuesta entonces señora,
su apego por esa sucia ventana?

Niorv Ogrin

Como Ser Un Iceberg

13/01/19

Todo aquello que pasa por los ojos ardientes de la segunda esencia puede llegar a su estado más puro. La segunda esencia no solo arrasa con decenas de hectáreas a su paso, su funcion como tal es generar roca nueva, cuando la roca o la tierra sana lo nuevo nace, es un ciclo donde todos en el todo participan, es increíble poder admitirlo pero gracias al fuego las demás esencias entran en comunión. La divinidad de la segunda esencia existe para hacer nuevas todas las cosas existentes.

Es equivoco pensar o idealizar que algo que exista genera el mal. En cuestiones naturales el mal en sí es una ilusión del humano basada en que “algo le hace daño”, sin embargo este principio no justifica la venganza. Lastimosamente la naturaleza primitiva del humano a logrado manipular el efecto de purificación que genera la segunda esencia para convertirla en elemento de destrucción, para aclarar lo que sucede en realidad con las guerras entre los hombres se debe tener claro que no son un efecto de purificación sino que es un acto de venganza y es fácil idealizar que lo que se vive en este plano es un infierno al ver los desastres que causa el ego.

Por ello a ese lugar que llamamos infierno le comparamos con un lugar lleno de incandescentes llamas, sin embargo este lugar solo existe en nuestra imaginación. La iluminación que hubo en el texto de La Divina Comedia en realidad es lo tormentoso, desafiante, y extenso que puede ser la practica del ser donde el espíritu de Dante se encuentra en constante purificación y su simbología más cercana de este evento son las llamas. Para entender esta situación interior solo basta con remontarnos a alguna quemadura que hayamos tenido, el ardor en la piel es el ego que se aflige cuando se pretende cambiar de estado, una vez la quemadura pasa la piel se transforma y es más lisa, se puede decir que es perfecta porque aunque la pinches no hay dolor y esto es lo que sucede cuando el alama pasa por la segunda esencia, quemando todos los apegos, quemando las impurezas al punto en que ya no sintamos dolor ni sufrimiento.

Todo lo que se ha dicho no es con animo de “castigar” el cuerpo generando quemaduras, al contrario es para brindar la verdadera luz que se genera con el solo acto de encender un fósforo, una vela, una fogata… La segunda esencia existe para renovar las cosas, el daño lo hacemos nosotros mismos. Reverencia y respeto a la esencia del fuego.

Corazón

Ah corazón! Mi corazón,
ya no puede anónimamente seguir latiendo,
como si la sangre no tuviese motivo alguno,
para hacer valer lo que cuesta que se derrame.

Ah de mi tibio corazón!
Que se enamoró desde el vientre materno
de la figura perfecta que moldea la vida femenina,
e inquieto entre provincias eleva su bandera.

El destino trajo a nosotros como hojas sedientas,
estos ojos almendra de gitana enjaulada;
trajo sus manos frías y esa voz de lluvia,
que mi piel desértica, hace millas esperaba.

Yo me hice un parapente para planear entre sus nubes,
y sus vientos me llevaron a un paraíso de verde espiral;
me descalce el pasado sazonado con segundos platos,
y ella me endulzó los labios con el néctar de sus futuros.

Ah de este solitario corazón!
Que se encuentra con uno semejante,
y se acompañan hoy por siempre en la soledad
de no querer pintar el amor como todos los demás.

Bienaventurados entonces los solitarios de corazón,
que cuando se encuentran descubren el verdadero amor.

Niorv Ogrin