Cómo Ser Un Iceberg

10/03/19

No hay punto de diferencia entre la mujer y el hombre, tampoco uno es más que el otro. El hombre y la mujer existen a imagen y semejanza como todo lo creado. La raza humana a lo largo de su existencia a puesto barreras en medio de sus semejantes por miedo a descubrir la verdad y aceptar lo equivocado que ha estado. Es preciso dejar el ego a un lado para descubrir que el hombre y la mujer fueron creados para ser uno en la amplia esencia de la vida.

Me atrevo a decir que el “santo grial”, el “cáliz de la vida eterna” se posa en el vientre de la mujer por dar fruto, pues sólo en la mujer puede hábitar el hijo del hombre, solo la mujer puede parir una cría de humano. Pero no por ello hace a la mujer más o menos que el hombre, pues es el hombre el único que es capaz de fecundar a la mujer. El gen del hombre no es un gen incompleto, es exacto para su naturaleza de reflexión y diplomacia, sin embargo esto no quiere decir que la mujer no tenga esa capacidad, todo lo contrario. Un hombre que no es criado bajo el seno de una mujer que alimente las actitudes que se necesitan para convivir en armonía con sus hermanos, será fácil para el hombre tornarse conflictivo o como lo suelen tildar “primitivo”.

En el tiempo del hombre donde me encuentro, veo un campo de batalla que no debió jamás existir, el pensamiento feminista contra el pensamiento machista ha puesto una gran grieta entre la mujer y el hombre por la búsqueda interminable de juzgarse entre sí. Para quienes poseen conciencia de la vida, entienden que hombre y mujer no se deben violentar ni física, ni verbal, ni emocional, ni psicológicamente. Y poner la etiqueta del “ismo” es anteponer frente a la reconciliación unas normas obsoletas y absurdas para que se respeten entre sí.

Para igualar los “ismos” se debe pensar en quienes criamos. Los valores se deben inculcar enseñándoles: Si se levanta la mano entre nosotros para bofetearnos indicarle a la cría que no es un acto de la humanidad por más ardor que se sienta en la mejilla. Si se abre la boca para insultarnos corregir a la cría que no son palabras de nobleza por más cólera que se sienta en el corazón. Si nos humillamos entre nosotros con cualquier acto llevándonos a la deshonra alentar a la cría a que puede ser mejor pero no más que otro. Todo puede ser posible solo si dejamos de sacrificar nuestras crías. Me atrevo a decir en este punto que el aborto es el triunfo del machismo porque de esta forma eliminas crías feministas de un futuro próximo. Sin embargo esto no es fácil verlo porque juntos “ismos” solo se preocupan en su ego.

Hombre y mujer fueron pensados al mismo tiempo, existen para preservar la vida y alentar la trascendencia de la raza humana. Juntos son esencias de la divinidad que nos rodea.

Anuncios

Eva

Si se entendiese el calor de tus labios,
si se valorase lo que destilan tus senos,
si se enalteciera lo que guarda tu vientre,
no alcanzarían las rosas para conmemorarte.

Raíz Escueta

Ya no quiero enredarme en tus piernas,
ni cobijar tus intenciones secretas;
no quiero jugar al papel del desamparo,
ni creerme las historias que tú te inventas.

Quiero cortar con la raíz escueta
del roce de tu piel sobre mis pupilas,
quiero decolorar el furor de mis visitas,
para evitar tu rimel sobre mi camisa.

Quisiera no uir hoy a tus zapatos,
por miedo a tus zancas y sus alcances;
quisiera no escurrir estos versos,
tras la persecución que va en desastre.

Veo una llave que cierra en tus ojos,
y no puedo ya atarme a tu pasado,
veo grilletes entre tus dedos,
y yo solo soy ave en prisión de tu regazo.

Calcinar las pocas fotos que sobran,
y quedar intacto entre recuerdos que flotan.

Niorv Ogrin

Gorgona

Cuándo vencerè tus palabras de invierno,
para que me cobijes entre tus sueños esmeralda?
Esos sueños sembrados en tus palmas heladas,
y tus párpados caídos en lo incierto.

Por mí me dejo crecer hasta las uñas,
y me pinto el rostro para ser lo que ves;
mas como pretendes que le ceda a la venda
que habla por experiencias ajenas.

Por ti me corto el cabello,
y afilo el mentón con la misma hoja que júzgas,
pero no me pidas que sometido acepte
lo que sentencia el martillo de tus echos.

Prefiero que me toques con el hielo de tu llanto,
a que borres mi nombre con la hiel de tus palabras;
prefiero que me sofoques en el vacio de tus suspiros,
a que me quémes con la rudeza de tu mirar.

Y es que no hay barrotes más fuertes,
que la indiferencia que guardas entre tus mechones.

Niorv Ogrin

Zarpazo

Jamás volveré a ver tan inquieto
a aquél hombre desconocido para su ojo izquierdo,
que con sus manos ocultaba el sol de invierno…
Ese sol tan helado como el zarpazo de sus intentos.

Cómo Ser Un Iceberg

03/03/12

Agua 35 litros; Carbono 20 kg; Amoniaco 4 litros; Lima 1,5 kg; Fosforo 800 g; Sal 250 g; Nitrato 100 g; Sulfuro 80 g; Fluoruro 7,5 g; Hierro 5 g; Silicio 3 g. Estos elementos principales junto con otros doce elementos en pequeñas porciones complementan la receta para crear la gran obra: El cuerpo de un ser humano. Una fusión de condensación, en una temperatura y un ambiente ideal, con los nutrientes necesarios para que el cuerpo se auto-regenere, sea auto-sostenible, y sea capaz de habitar en un ecosistema ligero. La raza humana se convirtió en la especie predominante en el todo, justo lo planeado. Sin embargo la capacidad que tiene el humano en poner en practica sus habilidades lo han llevado al destierro de su misma naturaleza.

En este punto donde me siento a meditar sobre lo que soy, es preciso ver que mi naturaleza se forja en el plan del todo. Soy la gran obra, en mi corre en un flujo interminable la esencia divina de todas las esencias, mi cuerpo esta creado con elementos de la roca y fundidos en el calor del fuego, nivelados con agua y nutrido por lo que flota en el aire, la capacidad de motricidad me lo brinda un campo de conexión impulsado por pequeños pulsos eléctricos, y tiene la capacidad de ser, dar y habitar vida. Se puede llegar al punto en que se compare con las otras especies según lo explicado anteriormente, pero por que el humano es la gran obra?

Cuando Darwin explico la naturaleza evolutiva del ser humano, fue más una revelación del proceso que tarda la vida misma en llegar a un estado mas puro que por retirar las ideas teológicas que ocurren en nuestra mente. Cada una de las partes de la creación del ser humano son verídicas y se complementan. Sí, el humano evoluciona de un primate, un primate que tiene genes de reptil por la era de los dinosaurios, y este a su vez evolucionará a una especie con mayor capacidad de ser consiente de que hace parte de un todo. No tratemos de imaginar como seremos en el futuro, la ciencia ficción nos ha bombardeado con mucha información y teorías que no van al caso, porque realmente el proceso evolutivo va de acuerdo con el proceso de conciencia. Y es que esa es la razón del por que somos La Gran Obra, porque somos capaces de tener conciencia de ser parte de un todo.

En este punto de Cómo Ser Un Iceberg revelo qué se es y para qué se está. Pueda que si tienes conciencia de lo que está sucediendo en tu vida logres ver si es necesario para el todo o no. Si no lo es, lo mejor es cortar con lo que se está haciendo,. Aquí es donde empieza realmente el camino hacia esa eternidad que nos prometieron.

Si se encuentra paz en uno, podrás sembrar paz en los demás. Si encuentras felicidad en uno, podrás regar felicidad a los demás. Si encuentras amor en uno podrás dar amor a los demás.

Como Ser Un Iceberg

17/02/19

Como lo dije anteriormente, no se puede escribir sobre algo de lo cual no se vive. Si se habla de la serenidad que es la practica de sentarse es complicado lograrlo al principio en una vida caótica como en la que hoy vivimos. Para mí habría sido complejo escribir sobre la sexta esencia divina si no estuviera en ella consiente desde el momento en que sale el sol hasta el instante donde caigo en la profundidad del sueño. Y es por ello que ayer mismo decidí renunciar a mi trabajo.

La vida. La sexta esencia divina es un flujo infinito que se transmite desde el ser más pequeño hasta el más gigante, existiendo bajo una única norma la cual llamamos Ciclo de la Vida. Sin embargo este Ciclo de la Vida no consiste en nacer, multiplicarse y morir; más bien es reconocer que el cuerpo, la materia con la que los seres están creados alimenta el de otro para su existencia. La vida se expande por todo el universo. Sabemos por las palabras que han dejado nuestros sabios que la vida solo puede existir bajo óptimas condiciones y por ello me dediqué a mencionar las demás esencias del todo antes de llegar a la máxima expresión de la divinidad.

Ningún ser que comprende dentro de esta esencia es más importante que el otro. No se pueden apilar en una pirámide jerárquica como del más débil al más dominante, pues todo ser que llega a su deterioro es dócil ante el todo y la vida nos exige aceptar que ha llegado el momento, desprenderse del cuerpo y del plano físico, y ofrecer el cuerpo como alimento para el todo, y es allí cuando se habla realmente al respeto a la vida.

El vivir y dejar vivir no aplica unicamente entre nosotros los humanos, nosotros que ya tan mal enseñados estamos, creyendo que somos seres externos a los que nos rodea por la capacidad de razonar, y que aún con esa capacidad creemos que el suicidio, el asesinato, y el aborto es una solución. El vivir y dejar vivir implica en cuestionarnos cuantos árboles más necesitamos talar? Cuantos animales más necesitamos sacrificar?